Tarot oráculo del Sí o No para buscar respuestas simples!

Desde el inicio de los tiempos los chamanes, las pitonisas y los videntes han estado bajo la mira de la sociedad, creer en su poder de sanación y de predicción resulta un tanto cuestionable. La mántica no es una ciencia exacta, se vale de la interpretación y de aquí parte su posible veracidad. Sin embargo, con el paso de los años la lectura del tarot sigue vigente y el número de seguidores va en aumento.

Fue en el siglo XVI cuando los clarividentes o adivinos empezaron a usar las cartas para predecir el futuro. Pero todo cuanto existe en el universo está en la capacidad de evolucionar y el tarot es ejemplo de ello. Poco a poco se añadieron nuevas cartas y nuevos métodos para analizarlas hasta que en el siglo XVII se popularizó esta práctica esotérica.

En torno a las tiradas de cartas surge el tarot del Sí o No como una alternativa para simplificar las antiguas técnicas de lectura, algo complejas para quienes se iniciaban como videntes. Este tarot, conocido también como “a favor y en contra”, tiene como finalidad ofrecer una consulta rápida y concisa.

¿En qué consiste el tarot del Sí o No?

El tarot se comprende de un mazo de cartas que se utilizan para contestar e interpretar, lo más acertadamente posible, preguntas de índole familiar, amoroso, financiero y personal. Básicamente son interrogantes que nacen de la cotidianidad y, por tanto, el cliente solo busca una respuesta corta a sus inquietudes de manera que pueda saber si todo transcurre con calma o hay aspectos que se deben mejorar.

El tarot oráculo del Sí o No funciona para atraer a los más escépticos, pues darles un adelanto de lo que podrá suceder en su vida; sea bueno o malo, les generará intriga logrando que vayan creando consciencia de aquellos aspectos que deseen cambiar o mejorar en los años venideros.

Como primer paso, el consultante deberá pensar en una pregunta que pueda responderse con un Sí o un No. Seguidamente, la tarotista dispondrá frente a esa persona el mazo de cartas completo. El cliente deberá reiterar su pregunta, meditarla y escoger una de las cartas. De acuerdo a los especialistas en la cartomancia, en esta fase del proceso entra en escena la mística y las energías del universo.

Ya seleccionada la carta, la adivina la voltea para revelar con detalle y total honestidad sus símbolos y sus respectivas cualidades para luego determinar si la respuesta es un Sí o un No según la interrogante del cliente. La forma de medir la efectividad del tarot del Sí o No es que es la propia persona quien realiza la pregunta y escoge la carta, de manera que, si la respuesta es acertada, pensará que su intuición y vibración se conjugó con el destino para mostrarle una solución.

Ciertamente en el proceso de la consulta influirá el carácter y la credibilidad del consultante, pero ¿qué pasa cuando la respuesta es positiva o negativa? En el supuesto caso que la respuesta sea la esperada, la persona tiende a adoptar otras conductas o directrices que paulatinamente la van acercando a su propósito de vida. De lo contrario, si la respuesta es desalentadora, estará en manos del cliente aceptar tal situación o trabajar para cambiar el rumbo de los hechos. Si se fija una meta la voluntad estará condicionada en base a ella.

Pregúntale al tarot

Si hacemos una lista con las cosas que nos gustaría saber del futuro seguramente sería extensa. Pero al adentrarse en el tarot del oráculo del Sí o No es recomendable realizar preguntas concretas que conlleven a una respuesta simple, un sí o no. Se debe evitar darle espacio a respuestas que demanden una interpretación complicada, pues, la escancia del oráculo “a favor y en contra” radica en consejos puntuales.

Las interrogantes van en este tono: ¿Tendré una relación estable?, ¿encontraré trabajo a corto plazo?, ¿me casaré con mi actual pareja?, ¿tendré hijos con mi esposo?, ¿voy a viajar este año?, ¿debo disculparme con mi hermana?, ¿mejorará mi situación económica de aquí a un mes?

Las interrogantes que se deben omitir: ¿Cuántos hijos tendré con mi esposo?, ¿cuándo me ascenderán en el trabajo?, ¿debo viajar en verano o a finales de año?, ¿cuándo debo jugar a la lotería?

Es importante que el cliente manifieste sus inquietudes con toda franqueza y sinceridad. Tratar de controlar o manipular la información puede desencadenar resultados adversos, dejando claro que quien se perjudica en todo este proceso es el consultante más no el vidente.

Antes de exponer la pregunta el cliente debe estar relajado, en paz y en tranquilidad, sin nerviosismo ni ansiedad. Lo ideal es conectarse con el yo interior, meditar qué se quiere saber del futuro y estar consciente que, una vez se haya conocido la respuesta –sea positiva o negativa– no hay marcha atrás y lo idóneo es iniciar un proceso de cambio.

Todo este análisis e interpretación es meramente orientativo, es decir, el clarividente no obliga al cliente a cumplir sus recomendaciones. El clarividente sirve como una vía de ayuda en momentos de dificultad. Cada persona actúa según su convicción.

Mitos del tarot

Poner a prueba el tarot oráculo del Sí o No consultando reiteradas veces una misma pregunta para obtener una misma respuesta es una idea errónea. La respuesta verdadera es la primera que se da, tratar de probar la seguridad del tarot es interferir con la mística de lo espiritual y lo divino, es como jugarle una mala pasada al destino.

Dentro de las artes adivinatorias, la cartomancia tiene un poder extraordinario, es por ello que cuando se acude a un cartomante debe hacerse de buena voluntad, ansiando conseguir resultados alentadores. Los Arcanos Mayores y los Arcanos Menores son energías superiores, creer en sus manifestaciones ayudará al buen término de la consulta del tarot oráculo del Sí o No.

Enfaticemos. Cada tarotista maneja sus propias técnicas y visión de las tiradas de cartas; desde la forma en cómo corta el mazo, pasando por la interpretación de los símbolos hasta la empatía que genera con el consultante, punto clave para el éxito de esta práctica. Por ejemplo, los más avanzados en el tema de la interpretación de las barajas y la clarividencia, tienen la capacidad de determinar si una respuesta es afirmativa o negativa dependiendo de la posición de una sola carta; si está boca arriba o boca abajo.

Otras tiradas de cartas comunes es cuando el adivino lanza 5 naipes y sustenta su interpretación tomando en cuenta la posición de la carta –si está derecha o invertida– aunado a las figuras y a los símbolos que salgan a relucir. Lo cierto es que estas técnicas para predecir el futuro buscan orientar a las personas más allá de convertirse en un negocio lucrativo o de imponer comportamientos. En sí, tienen como norte brindar estabilidad y serenidad a quienes asisten a una consulta.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Web Statistics