Mántica, una antigua disciplina para adivinar el futuro

Desde tiempos milenarios los seres humanos se han interesado por las técnicas para adivinar el futuro, algunos más fundamentados que otros, pero todos van hacia el mismo fin: conocer y entender qué les depara el destino. Cada cultura tiene un método distinto, siendo la más primitiva la hieroscopia que consistía en sacrificar a un animal para interpretar sus vísceras hasta las más actuales como las cartas del tarot, la quiromancia, la numerología, la astrología y la tirada de runas. A este grupo de prácticas ancestrales se le conoce como mántica, una disciplina que busca predecir el futuro.

En la Grecia Clásica se recurría a la mántica y a sus distintos medios como a la lectura del oráculo, al horóscopo (interpretación de los astros), a la nigromancia (estudio de los cadáveres) y a la teurgia (estudio de los seres etéreos) con el propósito de descifrar la suerte de las personas. Sin embargo, la mántica se divide en dos prácticas: las que se valen de un intermediario y las que no lo requieren.

En el primer escenario, por lo general, se utiliza un objeto externo que es manipulado por el adivino como en la cristalomancia o en la lectura del tarot. En el segundo escenario, los clarividentes solo se enfocan en la meditación y en llegar a un estado de conciencia superior que les permita conectarse con los espíritus.

Adivinar el futuro siempre ha estado en esa cuerda floja de lo real y lo irreal. El estudio que más se ha aproximado a develar este planteamiento de la adivinación pertenece al historiador Heródoto (484 – 420 A.C.) y su obra titulada “Historias de las guerras persas”. Este estudio fue solicitado por el Rey Creso, de Lidia, para determinar si los oráculos griegos y egipcios realmente podían predecir el futuro.

Si bien este estudio carecía de mediciones y resultados, hoy por hoy, los sistemas avanzados para el estudio de la sociología y la estadística, resultan inexactos a la hora de emitir una conclusión concreta de si es posible o no adivinar el futuro.

Todo individuo es merecedor de una vida equilibrada. Centrar su voluntad en aclarar el pasado, comprender el presente y conocer el futuro es clave para consolidarla. Existen incontables herramientas esotéricas para llegar a esa plenitud, pero cada persona adoptará aquella que la permita conectarse con la energía del universo. En este artículo recopilamos los métodos más antiguos para adivinar el futuro pero que se mantienen vigentes en tiempos actuales:

Cartomancia

Por años las tarotistas se han dedicado a adivinar el futuro mediante la lectura de las cartas del tarot. Estas barajas se comprenden de los Arcanos Mayores y los Arcanos Menores. Su interpretación consiste en analizar las posiciones de las figuras, los colores y los gestos para dar respuesta a las interrogantes del cliente sobre algún aspecto de su vida, bien sea familiar, personal o económico.

Cafeomancia

Se trata de un arte milenario que consiste en la lectura de la borra del café para adivinar situaciones futuras. El consultante se toma una taza de café para que el adivino interprete el dibujo que deja el residuo en el fondo.

Quiromancia

Entre las prácticas más populares para adivinar el futuro destaca la lectura de las manos. Aunque consiste en una técnica antigua se sigue realizando en la actualidad. Cada línea simboliza un aspecto de la vida de la persona y se divide en:

Líneas principales:

1.- Línea de la vida

2.- Línea de la cabeza

3.- Línea del corazón

Líneas de destino:

4.- Línea de Saturno

5.- Línea del sol o apolo

6.- Línea de mercurio

Líneas secundarias:

7.- Anillo de salomón

8.- Cinturón de Venus

9.- Línea de los hijos

10.- Línea del matrimonio

11.- Línea de la intuición

12.- Línea de Isis

13.- Línea del veneno

14.- Rascetas

15.- Línea de Marte

16.- Anillo familiar

17.- Cruz de San Andrés

Astrología

Es la ciencia que se encara del estudio de los movimientos de los astros sobre el planeta. La posición de cada uno de los astros influye en el momento del nacimiento de una persona. Para efectos de la astrología como método adivinatorio se recurre al sistema geocéntrico en el que los planetas giran en torno a la Tierra. En el horóscopo oriental se utiliza la elíptica, esa trayectoria que hay desde el sol hasta la Tierra y que a su vez divide el Zodíaco en 12 constelaciones o signos representados por objetos o animales:

-Aries, el carnero

-Tauro, el toro

-Géminis, los gemelos

-Cáncer, el cangrejo

-Leo, el león

-Virgo, la virgen

-Libra, la balanza

-Escorpión, el escorpión

-Sagitario, el centauro

-Capricornio, la cabra

-Acuario, el aguador

-Piscis, los peces

Oniromancia

Esta práctica sirve para analizar los sueños mediante la interpretación de los símbolos, las frases, las situaciones repetitivas, entre otros aspectos. Los significados de los sueños más comunes son el nadar, bañarse en aguas tranquilas simboliza la llegada de un éxito o logro. Mientras que bañarse en aguas turbias representa el hacerle frente a situaciones adversas. Hacer maletas quiere decir que la persona consultante experimentará nuevos cambios en su vida. Perder los dientes, soñar que estas piezas se caen o se mueven refleja el miedo a perder un poder o el miedo a una relación afectiva, sexual o profesional.

El oráculo

En la época romana y griega recaía sobre las manos de los sacerdotes y las pitonisas saber qué deparaba el futuro consultándole a los dioses paganos a través del oráculo. El Oráculo de Delfos, ubicado en el monte Parnaso, fue uno de los más importantes al igual que el Oráculo de Olimpia, un templo para honrar a Zeus.

Profecía

Todo aquello que estaba por suceder; un evento, una situación o hecho, era anunciado por un profeta que estaba inspirado en la divinidad y en Dios. En la antigüedad los profetas solo se limitaban a comunicar lo que estaba por venir, mas no se dedicaban a realizar consultas para responder cosas inherentes al futuro.

Adivinación de las monedas

Las monedas funcionan como un método adivinatorio y también para ayudar al consultante a tomar una decisión importante. Al elegir las monedas deben pasar por un proceso para liberar las cargas negativas. No importa el material, su color, el peso, el tamaño ni su valor, éstas deben estar guardadas sin que nadie las manipule hasta el momento de la consulta. Sus significados:

La cara significa sí

La cruz significa no

Si se lanzan dos monedas estos podrían ser los resultados:

*Dos caras, el resultado es un sí rotundo, es muy positivo.

*Una cara y una cruz, el resultado es impreciso y debe realizarse otra pregunta.

*Dos cruces, el resultado es un no rotundo, es muy negativo.

Si se lanzan tres monedas estos podrían ser los resultados:

*Tres caras, un resultado muy positivo pero que puede variar o pasar algo imprevisto.

*Dos caras, es una tirada con un resultado positivo.

*Una cara, es un no a cualquier pregunta. Simboliza mala suerte sino sale cara, pero es algo pasajero.

Las artes esotéricas son focos de estafas y de engaños, por eso la recomendación es que, en la medida, se estudie la debida legislación que da pie al ejercicio de la clarividencia desde un punto de vista ético y profesional. Además, es importante analizar con cautela cada aviso que se presente en Internet o en cualquier medio sobre la predicción del futuro.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Web Analytics