Tirada de runas para canalizar las energías

El oráculo rúnico, pese a su antigüedad, viene adquiriendo gran fuerza e importancia dada su profundidad mitológica y simbólica. La tirada de runas tiene la particularidad de proyectar los mensajes y respuestas con total exactitud. Este movimiento de las runas nació de los pueblos germánicos, específicamente al sur de Dinamarca alrededor del año 100 (A.C.).

Pero en sí vale preguntar, ¿qué son las runas y para qué sirven? Las runas están hechas de pequeños rectángulos de materiales que provienen de la naturaleza como la madera (pino o cedro) y piedras (cuarzo). En estas piezas están talladas los símbolos que le dan vida al alfabeto rúnico. A este alfabeto se le conoce como “Futharc” debido a los seis primeros signos (F, U, Th, A, R, K). En total son 24 símbolos que llevan consigo un significado.

En épocas pasadas las runas eran utilizadas para escribir epitafios y declaraciones de autoría. Sin embargo, los guerreros también se valían de la adivinación de las runas para saber lo que les esperaban en sus próximas batallas y cómo debían actuar. Desde entonces la tirada de runas ha guardado un gran poder energético, hoy por hoy se utilizan para canalizar las energías de las personas que deseen indagar sobre varios aspectos de su vida por medio de las predicciones.

Para potenciar la efectividad de las runas se recomienda que cada vidente elabore su propio juego de runas, o si bien opta por comprarlas debe llevarlas consigo el mayor tiempo posible para que se impregnen de sus vibraciones.

En la tradición de la lectura rúnica existen varios métodos que igualmente funcionan para organizar y purificar la mente y el espíritu. Te contamos como va esto:

La runa de Odín: Dada la sencillez de esta práctica el consultante puede meditar sobre una pregunta en particular, escoger una runa para luego interpretar y adaptar esa respuesta a su interrogante.

La tirada en vertical: Este método es aconsejable aplicarlo cuando la persona necesita de una explicación más profunda y detallada. De igual forma, se medita sobre un asunto, se escogen en este caso 5 runas y se colocan de arriba hacia abajo verticalmente.

La primera runa simboliza la situación actual. La segunda está relacionada con los retos. La tercera representa el rumbo que se debe tomar para avanzar. La cuarta simboliza el sacrificio. Finalmente, la quinta runa habla de nuevas situaciones que pueden surgir.

El trío rúnico: Este proceso es similar al anterior. Se medita acerca de una pregunta, se eligen tres runas y se disponen de derecha izquierda. La primera runa representa al presente. La segunda runa se refiere a los obstáculos y dificultades. La tercera runa tiene que ver con el consejo o recomendación de los astros.

En la tirada de runas no hay cabida para las preguntas específicas, por ejemplo, “quiero saber sobre mi trabajo” sino que se deben abrir caminos que conduzcan al análisis y a la interpretación. Vendría bien preguntar “si debo aceptar una nueva oferta de trabajo”.

Significado de las runas

Fehu (Profesiones, alimento y bienes comunes): Esta runa está inmersa a la realización de un proyecto o una ambición, un nuevo amor que se consuma, o por el contrario, una recompensa que se adquiere.

Si esta piedra aparece en un momento de abundancia y éxitos quiere decir que debes mantener un margen de prudencia, sin caer en los excesos. También se refiere a la presencia de un alimento que no solo puede ser físico sino espiritual y energético.

Es sano disfrutar de las buenas fortunas siempre y cuando sean compartidas con los más desposeídos. En este sentido, nos habla de alimentar a aquellas personas que lo necesitan, de ayudarlas. La buena voluntad es clave para el progreso personal y espiritual.

Uruz (Fuerza, principios femeninos y masculinos): Esta es la runa de la transición. Es una señal que indica que tu vida debe cambiar, debe tomar otro rumbo permitiendo el paso de nuevas oportunidades.

Esta piedra puede simbolizar la pérdida de algo o de alguien por quien sentimos un profundo sentimiento, sin embargo, Uruz nos dice que detrás de cada pérdida, tanto el hombre como la mujer, deben visualizar una nueva oportunidad. Pues, se tratan de eventos y situaciones cotidianas y naturales como la muerte, la fertilización, la gestación y el renacimiento.

Thurisaz (La Puerta, el Dios Thor): Es la pieza que está relacionada a la apertura de nuevos caminos y oportunidades. No obstante, es importante actuar con cautela, evaluar las circunstancias y procesos pasados para recorrer el nuevo sendero hacia el éxito. Advierte que no es buen momento para tomar una decisión sino que es tiempo de cultivar la paciencia.

Thurisaz señala que en ese tiempo de espera se debe analizar el pasado, bendecir todas las situaciones y soltar todo aquello que impide el avance para transitar por La Puerta.

Ansuz (Señales y la runa mensajera): Esta tirada de runa habla sobre posibles cambios y renovación, inclusive, de indicios de una nueva vida. En esta etapa pueden darse nuevas relaciones y enlaces, por lo que es importante que estés atento en cada reunión ante estas posibilidades.

En tanto, Ansuz recomienda que antes de iniciar cualquier relación afectiva, lo ideal es empezar por aceptarse y amarse a sí mismo.

Raido (Viaje, unión, comunicación y reunión): Esta runa habla de la armonía en el ser humano que puede manifestarse en dos escenarios: un viaje físico o hacia el interior del propio del ser. Es una ventana al auto-cambio. O bien, puede darse una reunión inesperada con alguien cercano para retomar el contacto.

Kano (Apertura y fuego): El fuego es el símbolo de las emociones intensas, de la pasión y el amor verdadero. Pero nos recuerda que la pasión con una fuerza desmedida conduce a la obsesión que, en términos fatales, puede terminar en destrucción. En el plano de las relaciones esta runa anuncia una apertura y comprensión mutua.

Gebo (Asociación y regalos): La fortuna y las alegrías tocarán tu puerta. Todo engrana perfectamente para recibir una recompensa como una propuesta de trabajo. Además, puede que una asociación esté por concretarse pero, hay que recordar que pese a esa unión se debe mantener la individualidad. Una verdadera unión se logra cuando dos personas forman un equipo respetando la singularidad de cada uno.

Wunjo (Alegría, luz y comodidad): Se abre un estado de bienestar, seguridad y serenidad. Todo lo malo y negativo quedó en el pasado para entonces dar paso a la renovación interna como en las relaciones con los demás.

Hagalaz (Destrucción, poder elemental, el granizo): Si tu entorno pareciera estar fuera de control, esta runa representa grandes sacudidas en tu propia realidad. Pero ese caos no obedece solo a fuerzas externas, también responde a tu naturaleza interna que es quien crea tales circunstancias. Revísate y sabrás que en tus manos está la solución más certera.

Nauthiz (Restricción, dolor y necesidad): Esta pieza te demuestra que debes identificar tus debilidades, tus sombras, para examinar lo que hay dentro de ti que está llamando ese aire infortunio. De ser posible debes considerar reconstruir tu camino, fortalecer tu equilibrio y mirar el lado positivo de cualquier adversidad.

Isa (Pausa e hielo): Refleja una fase de tu vida en la que tus planes y proyectos están detenidos. Es solo una pausa que tiene que ver con causas externas, pero también es momento de revisar qué aspectos internos te conducen a esta posición como de estancamiento. Una vez que hayas hecho conciencia de cuáles son ¡suéltalos! Con ellos también se irá ese proceso de congelación.

Jera (Cosecha de año): Es una temporada fértil y de buenos resultados. Sin embargo, recuerda que una buena cosecha, para que dé frutos hermosos, lleva un proceso de cultivo y de maduración. Así que por ahora no te enfoques en los resultados rápidos, trabaja con esmero y perseverancia.

Eihwaz (Defensa y poderes de conjuros): Expresa que ante una nueva vida y oportunidades pueden aparecer adversidades las cuales hay que saber manejar con paciencia. A veces el atraso para cumplir una meta puede ser beneficioso porque te permite analizar dónde estás parado y dónde pretendes llegar. Ya analizadas las acciones y decisiones para desarrollar tu meta, aprovecha ese tiempo para organizar tus asuntos personales.

Perth (Iniciación y asuntos secretos): Es una runa relacionada con la mística del ave Fénix que es capaz de resurgir de sus propias cenizas. Posiblemente se presenten en tu vida ganancias o una relación inesperada. Si hablamos del lado espiritual significa que debes crecer internamente, eso vale más que la apariencia externa.

Algiz (Protección y poder creativo): Aunque los nuevos retos son sinónimos de esta runa, en el camino pueden presentarse situaciones indeseables como el dolor. No lo reprimas ni lo escondas, mientras más rápido lo aceptes, lo sientas y lo manifiestes más rápido será el proceso para soltarlo y liberarte. Sin duda alguna, esto te servirá para progresar.

Sowelu (Fuerzas vitales): Es momento para una profunda renovación y regeneración de tu ser. Es propicio conocer tu esencia, tomar conciencia de ella y exteriorizarla de la manera más creativa.

Teiwaz (La estrella guía y el guerrero): Tiene que ver con la energía masculina que da como resultado una conquista. Esta piedra habla de la valentía, la constancia y la seguridad en los propios recursos y cualidades.

Berkana (Crecimiento y renacimiento): El proceso de cambio, floración y maduración está en su máxima expresión. Representa un avance en lo económico como en lo familiar o en lo personal.

Ehwaz (Movimiento y progreso): La transición y la transformación esperan por ti. Es tiempo de nuevas relaciones, una nueva vida o de nuevas direcciones en los negocios. Hay que soltar lo viejo, dejar que muera para darle el debido espacio a lo nuevo.

Mannaz (El ser humano): Debes saber que para que tus relaciones interpersonales funcionen el punto de partida es conectarte y estar bien contigo mismo. No es momento de elogios sino de ser modesto y condescendiente.

Laguz (Fluidez): Esta runa se caracteriza por el agua, la fluidez, la intuición, el ir y venir con las emociones, sentimientos y relaciones. Se aconseja hacer una limpieza interior para reorganizar y revalorizar la esencia.

Inguz (Fertilidad y nuevos principios): La necesidad imperante de compartir, de ser querido, de buscar la armonía en las relaciones interpersonales están a la orden del día. Ese período de letargo está por culminar para liberarte de toda influencia negativa.

Dagaz (Transformación y adelanto): Un importante adelanto en una relación puede llegar a tu vida. La prosperidad y los buenos resultados llegarán a ti siempre y cuando actúes con humildad y honestidad.

Othila (Separación, retiro y herencia): Esta runa anuncia ganancias benéficas. Es una excelente oportunidad para abrirte al aprendizaje que se traducirán en nuevas adquisiciones.

Odin (La runa blanca, el destino, lo desconocido): Simboliza una confianza plena. La runa blanca se caracteriza por la esperanza. Representa nuevas posibilidades de avance. También esta runa pide un acto de valentía, una prueba de fe.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Web Analytics